El Templo de la Gran Pasión Cubana

El Templo de la Gran Pasión Cubana

Pese a la furia futbolera, Cuba es aún una nación beisbolera, y si ama al béisbol, o al menos quiere acercarse a la gran pasión de los cubanos, no deje de visitar su templo indiscutible: el estadio Latinoamericano.

El LatinoEste es un lugar definitivamente atado al corazón de varias generaciones, ya sean fieles del legendario equipo Industriales, o simplemente amantes de un deporte que en Cuba tiene visos de religión. Su longevidad solo tiene parangón con el patriarcal Palmar de Junco, en Matanzas, donde se jugó el primer partido de pelota en Cuba, allá por 1874. Su diamante ha sido consagración y tumba de cientos de estrellas…

Además, ver un partido en vivo siempre emociona, aún para quienes no entienden el béisbol, o lo consideran aburrido. La fauna en el graderío daría caldo para miles de ensayos antropológicos, ya sea por sus personajes habituales, su música, sus apuestas y la interacción constante con los verdaderos protagonistas, los jugadores.

Por cierto, el Latino –como también lo conocen- fue remozado recientemente para celebrar su cumpleaños, aunque también se dice que influyó la visita del presideobama-en-cuba-2176424w620nte de Estados Unidos, Barack Obama, para ver un partido entre la selección nacional de Cuba y los Tampa Bay Rays de las Grandes Ligas.

Si le gusta el deporte, y hay algún partido calendariado, no deje de ir al Latino para experimentar su mística. Ahora bien, si no hay juego no vale la pena ir: los cubanos lo adoran,  pero tampoco es el Maracaná, el Camp Nou o el YankeeStadium…

Tags:, , , , , , , ,

Comentarios

Sé el primero en comentar “El Templo de la Gran Pasión Cubana”